martes, 4 de enero de 2011

LAVADO GÁSTRICO

Es una medida elemental en las intoxicaciones agudas, si bien debemos saber que cuando han pasado más de 4 horas de la ingestión del tóxico, el lavado no sirve para nada. 
En un paciente inconsciente o semiinconsciente, el lavada gástrico supone una intubación endotraqueal previa para evitar posible broncoaspiración.
Contraindicado en casos de que existan quemaduras extensas por alcalinos (como la lejia) o sospecha de que exista perforación esofágica o gástrica.
Se necesita para realizar la técnica:

· Tubo gástrico de unos 80 cm de longitud.
· Lubricante.
· Embudo .
· pinza.
· Cubo graduado para drenar líquidos .
· Agua
· Carbón activado.
El paciente debe estar informado sobre el procedimiento y en lo posible, pedir su colaboración. EN caso de que este inconsciente deben estar intubados

Al realizar la técnica, debemos asegurar el mantenimiento de la permeabilidad respiratoria.
En caso de que el paciente este inconsciente debemos anestesiar de forma local la cavidad bucal y humidificar el esófago para facilitar la introducción de la sonda.
introduciremos el tubo gástrico, comprobando que quede colocado de forma correcta. Una vez hecho esto empezaremos a introducir agua o suero fisiologico (unos 200 ml). Una vez introducido el liquido  descenderemos el tubo para esperar a que drene el contenido gastrico. Esta maniobra debe realizarse varias veces.
Debe llevarse un control del liquido de lavado, de forma que aseguremos que la totalidad del liquido introducido sale.
Dbe valorarse el aspecto del contenido gástrico, la cantidad de entrada y de salida.
Debemos introducir, por ultimo, carbon activado por el tubo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada